HISTORIA

El sastre del frío.
Pedro Gómez comenzó su andadura en el sector textil como aprendiz de sastre. Su pasión por los deportes de montaña y la necesidad de protegerse de las bajas temperaturas, hicieron que comenzara a desarrollar unos sacos de dormir rellenos de pluma, que marcarían para siempre la historia del equipamiento de montaña. El éxito de estos sacos sorprendió desde el principio y se fue consolidando a medida que los perfeccionaba año tras año, incorporándoles las más avanzadas innovaciones técnicas.

 
Posteriormente, siguió diseñando nuevas prendas entre las que destacaron sus icónicos plumíferos, en los que gracias a su origen y su marcado ADN de sastrería clásica, ofrecía la posibilidad de personalizarlos. Toda una novedad que inmediatamente derivó en una verdadera revolución para este tipo de prendas.
En 1970 abrió un pequeño e icónico local que con el tiempo iría ampliando, “Deportes EL IGLOO”.
En menos tiempo del esperado, este espacio se convirtió en el auténtico referente español en el mundo del deporte de montaña. Además, gracias a su ligero pero marcado espíritu de sastrería, las prendas Pedro Gómez saltaron la barrera del deporte para convertirse en una de las tendencias más importantes de la moda madrileña.
En 1997 la marca cerró. Pero no su leyenda.

Por eso, a principios de 2019, la firma vuelve a revivir con esa fuerza que solo tienen los mitos que nunca se fueron.
Y así, respetando su esencia y con el propio Pedro dentro del equipo, se han recuperado los procesos de elaboración que ayer nos llevaron a lo más alto, y que hoy, nos permitirán crear nuevos plumíferos con materiales más sostenibles, avanzados, respetuosos, técnicos y con la calidad de siempre.

Made in Spain. Made by legend, Pedro Gómez